Personajes Ilustres:
A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | W | X | Y | Z
     
 

En el patio de San Miguel está inhumado el primer enterrado Manuel Cullel, sacristán de San Millán que tomó parte en los acontecimientos del 2 de mayo de 1808, de los cuales consiguió escapar con vida. No lejos de él se halla el poeta Juan Nicasio Gallego, el gran pintor romántico Jenaro Pérez Villaamil, el torero Fuentes Bejarano, el pintor Carlos García Alcolea y el político Manuel de Seijas Lozano.
En el patio de San Justo: el poeta Adelardo López de Ayala, el sabio comandante Francisco Villamartín, el general Villacampa y el marqués de Novaliches. El escultor Agustín Querol, el crítico teatral Alfredo Marquerie, el jurista José Castán Tobeñas, el jurisconsulto José Fernández de la Hoz, el matador de toros Gitanillo de Triana, el matemático Alejandro Oliván, los pintores Balaca y el catedrático Miguel A. Príncipe.
En el de la Santa Cruz: el peridista Miguel Moya y el de su yerno, el doctor Marañón. También se encuente en este patio Juan Ribera, ingeniero que tanto trabajó en las obras del Canal de Isabel II y el plano de Madrid, el de los políticos Augusto de Ulloa y Eugenio Moreno López, el del historiador y crítico de Arte Valentín Carderera, autor de la Iconografía española, el escritor Alfonso Paso y el ministro de Estado en el Gobierno Provisional de 1868 y famoso abogado que tantas veces defendió al bandolero Luis Candelas, José Navarro de los Paños.

   
 

En el patio de Santa Catalina se encuentran los escritores Felipe Picatoste y José Joaquín de Mora, el célebre pintor Casto Plasencia, el poeta cubano Calixto Bernal, el jurista Ignacio Izquierdo y el torero Rafael Martín Vázquez.
En el de San Millán: el escultor Sabino Medina y el arquitecto Antonio López Aguado, el Paisajista Carlos Haes, los generales Cassola y Ros de Olano, y el gran novelista y poeta Manuel Fernández González. Un nicho de este patio guarda los restos de un mariscal francés, a quién cupo la triste suerte, históricamente irremediable, de la rendición de Mets y la caída del segundo Imperio, el general Bazaine, que, expatriado, vino a morir entre nosotros. También se encuentran en este hermoso patio, el editor Agustín Sáenz de Jubera, el compositor Baltasar Saldoni, los políticos Benito Gutiérrez y Francisco de los Rios Rosas, el conde Puñoenrostro, el dramaturgo José Campo Arana, el cantaor de flamenco Porrinas de Badajoz, el periodista Julián Reoyo, el literato Manuel Ibo Alfaro, el cantante Manuel Sanz Torroba, el abogado y autor dramático Manuel Vicente Roca, el pedagogo Manuel Carderera y el pintor del romanticismo Antonio Mª Esquivel. En un sarcófago de corte antiguo, durante muchos años, estuvieron los restos del fundador de las Conferencias de San Vicente de Paúl, Santiago Masarnau hasta que en 1991 se los llevaron a la sede de la Conferencia.
En la tercera sección del patio de Santa Gertrudis se encuentra el pomposamente llamado panteón de los Hombres Ilustres que hizo de Escritores y Artistas por iniciativa de Gaspar Núñez de Arce. Se trata sencillamente de una breve serie de sarcófagos, inaugurados en 1902.

 

  
Copyright 2016 - Fundación Sacramental De San Justo - Todos los derechos reservados